Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Modelo de Ficha
Jue Oct 04, 2012 7:30 pm por Dirección

» Registro de Apellido
Jue Sep 27, 2012 8:34 pm por Dirección

» Registro de Nombre
Jue Sep 27, 2012 8:20 pm por Dirección

» Historia y Reglamento de Blood & Fire
Jue Sep 27, 2012 6:46 pm por Dirección

» Ambientación
Jue Sep 27, 2012 6:45 pm por Dirección

» ¿En Donde se Ubica el Instituto?
Jue Sep 27, 2012 6:44 pm por Dirección

» Reglas del Instituto
Jue Sep 27, 2012 6:37 pm por Dirección

» REGISTRO DE AVATAR
Jue Sep 27, 2012 6:35 pm por Lost Heaven

» Fraternidades y Otros Grupos
Jue Sep 27, 2012 6:34 pm por Dirección

» Bestiario y Razas
Jue Sep 27, 2012 6:33 pm por Dirección

» Regla de Embarazo
Jue Sep 27, 2012 6:31 pm por Dirección

» Reglas de Avatar & Firma
Jue Sep 27, 2012 6:29 pm por Dirección

» Sobre los Narradores
Jue Sep 27, 2012 6:23 pm por Dirección

» ¿Como tiro un dado?
Jue Sep 27, 2012 6:20 pm por Dirección

» Reglas de Combate
Jue Sep 27, 2012 6:17 pm por Dirección

Image and video hosting by TinyPic Hotel 383 Tinypic
Licencia de Creative Commons
Lost Heaven: Es un foro de rol de creación original, los textos y el diseño del foro pertenecen a los creadores de este. Cualquier tipo de plagio será notificado al host de la página.

Ilythia Leviatan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ilythia Leviatan

Mensaje por Ilythia Leviatan el Jue Oct 21, 2010 3:27 am

Datos Personales:

-Nombre y apellidos del personaje: Ilythia Leviatan

-Edad: 20 años

-Actividad: Goza la vida: no hace nada. Trabaja ocasionalmente de modelo.

-Procedencia: Tennessee, USA.

-Orientación sexual: Hetero flexible.

-Estado civil: Soltera.

-Nivel de adquisitivo: Alto.

-Descripción física: A pesar de ser un poco pequeña de estatura, 1.69, tiene excelentes reflejos y destreza corporal. Su andar es felino, elegante y desenfadado lo que la situa como una joven rebelde o una perfecta dama. Complexión delgada, cabello liso y suave en un llamativo tono rubio cobrizo, el cual usa rozando los hombros levemente y un tanto desarreglado cuando quiere parecer vulnerable; pero en ocasiones, gusta de portarlo recogido en un elegante peinado que destaca su largo cuello. Sus hermosos ojos azules son el marco perfecto para su mirada, la cual se vuelve más obscura cuando está alterada y se torna angelical cuando tiene que esconder el demonio personal que habita dentro de ella. Su rostro de piel blanca como la nieve con rasgos aniñados y una perfecta naríz que corona su rostro. Sus labios sonrosados y delgados, reflejan tranquilidad y sinceridad a primera vista pero si se observa con cuidado, se descubre que no es más que una simple pantalla para poder desenvolverse con seguridad en el mundo del que forma parte. En sus accesos de ira injustificada, el rostro de esta bella joven se transforma en uno feroz, pierde la cuadratura y belleza natural para dar paso al verdadero ser que habita dentro de Ilythia. Su melodiosa voz es suave, sincera y embriagadora pero en momentos es embaucadora para salir avante de las confusiones y disputas que crea para su distraccion y beneplácito. Al contrario cuando se enfada su voz es ronca, rasposa al hablar y gritar. Gusta de llevar las uñas pintadas de barniz negro.

-Descripción psicológica: De carácter caprichoso y voluntarioso. Es coqueta con un toque angelical debido a su trabajo donde es toda bondad cuando tiene que serlo para poder ganarse la confianza de todos los que forman parte del mundo de la moda. Pero su carácter verdadero es cambiante y no le gusta que le nieguen nada. Es una mujer peligrosa cuando se siente amenazada, muy atrás ha dejado el carácter que tenía siendo niña y raras veces es agradable y sincera con alguién fuera de su peculiar círculo de amigos. Impulsiva pero reflexiona después de sus actos {buenos o malos} y es capaz de pedir disculpas pero no perdón. Aunque lo haga, no te confíes, no es sincera al 100%.

Era la niña de los ojos de su padre por ser la mayor, pero el abuso de su progenitor así como la traición de su madre, la marcó irremediablemente, convirtiéndola en alguién amargado y vengativo. Al haber crecido con todos los lujos que la posición de su familia le permitía, es de su creencia que se merece todo en en la vida. No tiene tabúes ni reglas que aplique a su persona, todo se puede y debe hacer para conseguir lo que desea... solo una cosa rige su vida: cuidarse a si misma porque nadie la cuidará mejor que ella misma.

Padece delirio de persecusión y ha desarrollado una leve esquizofrenía, motivo por el cual la internó su madre en el Castillo Heaven en Finnmark; aunque el principal motivo es esconderla de la mirilla pública y de los tabloides de escándalo. La polícia ha dejado de molestarla pero sigue al pendiente de sus pasos, por lo que estos deben ser cuidadosos y atenuados, ¿qué mejor lugar que la nieve?

-Historia: Ilythia Leviatan era una muchacha como cualquiera a su edad, feliz. Estando en la cúspide de su vida, esperaba entre sueños inocentes que el amor tocara a su puerta, terminar sus estudios en Leyes y manejar las empresas familiares. Sin embargo todo eso cambió una noche de verano, cuando la despertaron unas caricias provenientes de una sombra obscura que estaba al lado de su cama. Dicha figura empezó a recorrer todo su cuerpo, lo cual motivó que Ilythia se paralizara por completo, debido a sul terror que sentía. Su mirada se perdió en la obscuridad de su aposento y ni un solo sonido salió de sus labios cuando se sintió ultrajada con violencia. Sólo una lágrima corrió por su mejilla mientras la más terrible de las abominaciones sucedía. Cuando todo terminó casi amanecía pero no pudo moverse para correr al cuarto de sus padres o hermanas porque sentía que su dolorido cuerpo no le respondía asi que espero pacientemente con la mirada perdida hasta que su madre vino a despertarla para ir al Club; fue entonces cuando Ilythia le contó entre sollozos que un demonio la había atacado porque no concebía que algún hombre fuera capaz de semejante bajeza. La madre notó las manchas en las sábanas y en el camisón de la joven pero temerosa de que su hija se convirtiera en la burla de la estricta sociedad de su ciudad le ordenó callar y olvidar. Además de que dudaba de la veracidad de sus palabras, no era para nadie desconocido que su querida hija era rebelde y soberbia, inmiscuida en quien sabe que grupos de rock y drogas que ella consideraba satánicos. Además siempre había sido coqueta con los hijos de sus amigas; "Quizas no supo decir a tiempo que no" Fue lo que la madre pensó.

De esa manera sin poder creer lo que su madre le ordenaba, Ilythia se fue convirtiendo en una joven retraida y casi esquizofrenica que odiaba que el sol se ocultara porque sabía que el demonio vendría a apoderarse de su cuerpo. Extrañamente no recordaba nada al día siguiente que no fuera la sombra que se cernía sobre ella y el ruido que el piso de madera hacia al crujir, anunciando su llegada y su partida. Solo su madre sabía de sus moretones y rasguños, porque las hermanas menores de Ilythia se alejaron temerosas de su presencia, ya que hablar con la muchacha era casi intentar hacerlo con el viento. Ilythia no reaccionaba a nada ni cuando su madre curaba sus heridas, las cuales aducia que eran hechas por la misma joven en su estado perturbado o drogado y no al ataque de un ente mucho menos el de un hombre.

Finalmente preocupada porque Ilythia no pudiera controlarse frente a los múltiples invitados que noche a noche ocupaban un lugar en su mesa, la madre pide la visita del sacerdote de la parroquia local, el cual rezó junto a ella toda una noche y mantuvo al demonio alejado. Pero sus esfuerzos fueron en vano. En cuanto el presbítero abandonó el hogar de Ilythia para retornar a sus labores, seguro de haber vencido el mal, el demonio acometió con más brutalidad, lastimando más que otras veces a la muchacha y quizás enojado por no haberla podido tener antes la sometió mediante golpes terribles que la dejaron postrada en cama durante días.

Incluso su propio padre la tachaba de drogadicta y amenazaba con internarla en una clínica desintoxicante si no lograba controlar su adicción. En vano buscaron en la habitacion de Ilythia, drogas que creían podía estar consumiendo; al no encontrarlas, creyeron que eran los sirvientes los que se las proporcionaban, por lo que dieron la orden de que solo una persona la atendería: su madre.

Atormentada por el abuso del que era objeto y sabiendo que nadie le creía o podía ayudarla, Ilythia se arma de valor y una fatidica noche espera al demonio despierta teniendo como única arma una botella de agua bendita escondida entre sus ropas. Cierra los ojos por unos minutos pero cuando comienza a sentir las caricias del ente, abre los ojos y le avienta el agua bendita. Éste parece sorprendido y trastabilla hasta caer cerca de la ventana, justo donde se cuela un rayo de luna llena. Es entonces cuando Ilythia se lleva las manos al boca para no gritar cuando conoce el rostro e identidad del demonio que la ha ultrajado y golpeado durante semanas: su propio padre.

Ilythia se desmaya de la impresión y entre sueños puede ver como su padre abandona la habitación antes del amanecer. Es entonces cuando comprende que siempre ha sido su progenitor el que ha abusado de ella. Es por eso que comienza a sentir un odio terrible por todo lo que le rodea: su madre, sus hermanas, su mundo perfecto y lleno de lujos.
Es en ese momento que decide algo: su vida no vale la pena vivirla.

Se levanta sigilosa en dirección a la cocina y busca en la alacena el veneno para ratas que guarda la cocinera bajo llave, pero siendo ella la mayor, sabe donde la oculta. Con su falsa solución en mano y una copa de vino, regresa a su habitación donde comienza a vaciar lo más que puede del polvo dentro de la copa. Mientras bebe el espeso licor se da cuenta que siempre fue su padre el culpable y que ella bloqueó su memoria en un intento de lidiar con la verdad e interpretó el ataque como el de un demonio que la ultrajaba noche tras noche. Solo se pregunta si su madre se dio cuenta de ello y aun asi le ordenó callar. Entre esta interrogante siente como se va desprendiendo de su cuerpo lentamente hasta que la envuelve la obscuridad y el silencio.

Su suicidio fue un bálsamo que ella mismo se aplicó, sabedora de que por su condición nunca podría entrar al cielo que de niña le prometían en cada servicio, pero de todos modos quiso que una copa de vino tinto con veneno, fuera lo que la conduciera a las puertas del mismo averno. Ahi, tirada sobre la cama como una muñeca rota, se dispone a esperar la muerte. Lentamente siente que su alma se desprende de su cuerpo y de pronto se ve nuevamente "viva" en un hermoso campo de flores y a un apuesto caballero que le ofrece una mano para conducirla colina arriba. Pero antes de que pueda tomarla, Ilythia es traida de vuelta a la vida mortal. Su madre la ha encontrado y ha adivinado sus intecniones, llevándola de inmediato a un hospital privado, donde se recupera lentamente del daño causado.

Ilythia no soporta el hecho de tener que fingir frente a todos que fue un error por parte de ella y no un intento de suicidio; cuando lo único que quiere es gritarle a todos que su padre, el respetable hombre de negocios, el esposo y padre perfecto, ha abusado de ella, su primogénita, su diamante de la familia, su orgullo. Quizás es por esto y por el odio irracional que desarrolló hacia su madre y padre, que al volver a su casa, finge estar perfectamente bien y haber olvidado todo, pero por dentro comienza a mutar en un ser desconfiado, maligno que solo espera el momento propicio para actuar.

Todo Tennessee es testigo de las juergas de la heredera de la fortuna Leviatan. Ilythia consigue trabajo de modelo, olvidando la universidad y se refugia en largas giras para no estar con su familia. Pero los recuerdos la atormentan y ella los acalla con somníferos y alcohol hasta que su deseperación la hace intentar suicidarse de nuevo pero solo consigue cortar sus muñecas un poco sin tocar las venas vitales. Su representante la manda a su casa a que se recupere y salga del escándalo, sabedor de que esa frágil muñeca es solo otra socialité corrompida por la fama.

Desde la primera noche, Ilythia atranca la puerta de su habitación y no duerme nunca, entrando en un estado mental inestable. Interroga a sus hermanas pequeñas, Darina y Alissa, pero estas no se acercan a ella por miedo, sin embargo Ilythia comprueba que el monstruo de su padre no las ha tocado... aún.

Una noche, Ilythia se viste demasiado provocadora para la cena familiar y se comporta lo más seductora que puede con un socio de su padre, que esa noche era el invitado de turno a cenar. Sin embargo solo consigue que su madre se moleste con ella y sus hermanas se retiren apenadas por el comportamiento de su hermana mayor. Su padre no le dice una sola palabra y al final de la velada se retira en cuanto el socio cruza la puerta. Ilythia no está dispuesta a fracasar e intenta tentar a su padre por otros medios; lo consigue dejando la puerta de su habitación semi abierta al cambiarse y lo consigue. De pronto siente sobre ella las manos de él, tocandola e intentando quitarle la ropa. Ella se recuersta en la cama y lo llama. El acude hacia ella y ésta saca de debajo de su almohada una pistola, con la que le dispara a quemarropa, matándolo de inmediato. Las sábanas de seda se tiñen de rojo mientras ella se da el tiempo de susurrarle al oído a su padre, antes de que exhale el último suspiro: "Lo que me hiciste, no es nada comparado con lo que te espera en el lugar a donde vas".

El ruido del disparo atrae la atención de su madre, quien entra y ve la escena. Adivinando lo sucedido, abofetea a Ilythia quitándole de las manos la pistola ensangrentada y la manda a bañarse mientras ella llama a su hermano para que la ayude. Ilythia ve a su tío y al mayordomo, un hombre fiel a su madre, levantar el cadáver envolviéndolo en las finas sábanas de su cama y desaparecer con el por la puerta trasera, mientras sus hermanas ven todo desde el extremo del pasillo sin decir una sola palabra.

Ilythia nunca supo como su madre hizo para no dejar rastro que la incriminara. Tampoco supo como logró que todo pareciera un secuestro fallido y actuar como la afligida viuda cuando le dieron la noticia del hallazgo de su padre a las afueras de la ciudad. Durante el sepelio, ella misma se obligó a no reír de felicidad y aceptar las condolencias de todos los que acudieron al entierro del célebre empresario Leviatan. Esos días, las únicas que lloraban al bastardo ese, eran Darina y Alissa, demasiado pequeñas para comprender la magnitud de los actos cometidos.

La joven Leviatan pretendió volver a su vida de antes, volver al modelaje e incluso retomar sus estudios universitarios pero la ahora matriarca tenía planes muy diferentes para ella que gozar de las pasarelas y las copas: un día que Ilythia estaba de visita, llegaron unos hombres en una camioneta negra. Entraron a la casa y los escuchó intercambiar palabras con el mayordomo quien los dirigió a su habitación. Entraron y la amagaron sobre su cama, haciendo oídos sordos a sus gritos hasta que una enfermera se presentó a sedarla. Lo último que escuchó Ilythia fue la voz de su madre ordenando: "Llévensela, está mal de sus facultades, bebe y se droga; ha intentado suicidarse dos veces y no quiero que le de esos ejemplos a sus hermanas. El día que se arrepienta de sus actos y se comporte como una chica decente y acorde a su educación, ese día estará de regreso... mientras tanto, no quiero verla".

Ilythia no sabe si los directivos del Castillo Heaven sepan sus antecedentes pero ella intenta dejar de lado su pasado y se toma esta reclusión como unas vacaciones pagadas. Sabe que solo es cuestión de tiempo para poder regresar a su hogar y afrontar cuentas con su madre. Solo es cuestión de tiempo para que deje de soñar con su padre y verlo en todas partes, llamándola, intentando seducirla, intentando matarla.

Familiares:
Familia Leviatan.

-Padre: Rudolph Leviatan (Asesinado durante su "secuestro").
-Madre: Nathalie Doyle.
-Hermanas: Darina & Alyssa Leviatan (Gemelas)

-Pertenencias:
-El dinero no importa, no le interesa, solo ansía su libertad; aún así posee un fideicomiso a cargo de su madre.
-Lo normal: Applebook, Iphone, Ipod, Bentley negro, su anillo familiar y un dije con su nombre.

Expediente:

-Motivos por el cual está aquí: Un poco de todas: delirio de persecusión, bipolar, abuso de drogas, ataques de psicósis eventuales donde ve el fantasma de su padre.

-Antecedentes:
Criminales: Su madre ha pagado una buena cantidad para mantener encubierto la circunstancias de la violación de Ilythia y su posterior participación en la muerte de su padre; lo ha dicho solo porque se firmó un acuerdo confidencial que estípula que en caso extraordinario, pueden tener acceso a este dato para su pronta recuperación y siempre y cuando ella esté de acuerdo.

Psicologicos: Ilythia sufre de epísodios de psicósis eventuales donde ve el fantasma de su padre acechándola e intentando matarla y abusar de ella. Tiene delirio de persecusión y contra lo esperado, su desarrollo psicológico es completamente normal en ocasiones pero basta una palabra o acción que sirva de detonante a sus recuerdos, para que se pase de la calma a la ira destructiva.

Sociales: La joven Leviatan es irrascible, neurótica y en ocasiones violenta con las personas pero en otras es dulce, tierna y normal dentro de lo que cabe. Pero son estos episodios sin control que la convierten en sujeto de investigación, al temer un avance de la esquizofrenia y las alucinaciones que dieron pie a su internación.

Extra: Contrario a lo que se pudiera pensar, Ilythia no se cierra a las experiencias sexuales con compañeros ocasionales. Cosa extraña en pacientes abusados sexualmente, lo cual abre una ventana a una pronta recuperación.

Gustos, Habilidades, Deportes, Estudios.
~Religión: Atea. Ya no cree en un Dios que no la protegió cuando más lo necesitó.
~Gustos: Le gusta leer y practicar esgrima, ocasionalmente monta a caballo.
~Fobias: No le gusta que la toquen sin su permiso.
~Manías: Se muerde el labio inferior derecho cuando esta nerviosa.
~Habilidades/Deportes: Excelente jinete y esgrimista.
~Estudios/Idiomas: Conocimientos básicos sobre leyes.
avatar
Ilythia Leviatan
Residentes
Residentes

Femenino Mensajes : 246
Localización : Psychological Hell
Humor : Set by ;;porcelain doll

Ver perfil de usuario http://lost-heaven.el-foro.net/t638-ilythia-leviatan#6612

Volver arriba Ir abajo

Re: Ilythia Leviatan

Mensaje por Lars Henrik el Jue Oct 21, 2010 12:36 pm

Muy buena historia...

Diagnosctico: Adicción y distorción de la relidad. Lo que lleva a varias afecciónes psicologicas: Depresión, Bipolaridad, Ezquizobrefina.

Los equipos electronicos se decomisan como: Applebook, Iphone, Ipod.
El Bentley negro, se quedará en la cochera se le entregará cuando termine su tratamiento.

Su anillo familiar y un dije con su nombre. se quedarán guardados en un sobre con su nombre, cuando termine su tratamiento se le será entregado.

Ficha aceptada.

avatar
Lars Henrik
Vigilantes
Vigilantes

Masculino Mensajes : 111
Edad : 41
Empleo /Ocio : Director de Lost Heaven

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.